lunes, 11 de mayo de 2009

Josefa Segovia Morón [1891-1957]


Una voluntad decidida hacia el estudio llevó a esta joven jiennense a trasladarse a Granada para cursar en la Escuela Normal de Maestras -Centro del que entonces carecía su ciudad- la carrera de Magisterio; y, una vez finalizada con premio extraordinario, a ingresar en la Escuela de Estudios Superiores del Magisterio en Madrid.

En aquellos años eran todavía pocas las mujeres que se decidían a hacer una carrera superior y, menos aún, si ello suponía tener que desplazarse fuera de la propia ciudad. Sin embargo, la inquietud intelectual que sentían algunas, el deseo de ampliar sus posibilidades de acción y la voluntad de disponer de una mayor autonomía personal y económica, fue empujando a pequeños grupos a realizar ese nivel de estudios académicos. Entre ellas está Josefa Segovia.

A punto de obtener el Título y mientras esperaba a que le adjudicasen una plaza de Profesora de Escuela Normal o de Inspectora de Primera Enseñanza a las que sus estudios le daban derecho, aceptó dirigir la Academia Santa Teresa para Normalistas que se estaba iniciando en Jaén, una vez inaugurada la Escuela Normal de Maestras en esa ciudad. Una actividad que tuvo que interrumpir en el año 1916 al recibir el nombramiento de Inspectora, convirtiéndose a partir de ese momento en la primera mujer que desempeñaba ese puesto oficial en la provincia de Jaén.

La preparación pedagógica y el talante renovador de la formación recibida tanto en su periodo de estudios en Madrid, como en el ambiente familiar, quedaron bien reflejados en la atención que dedicó en las visitas de inspección, a la calidad de la enseñanza que se ofrecía en las escuelas públicas, a la orientación de las maestras en el trabajo que realizaban y a apoyar la mejora de las condiciones en las que éstas desarrollaban su tarea.

2 comentarios:

  1. Una mujer que fue un ejemplo a seguir, y que debería ser ya por sus méritos, Santa.

    ResponderEliminar
  2. Una mujer que fue un ejemplo a seguir, y que debería ser ya por sus méritos, Santa.

    ResponderEliminar